Moda Eco: En armonía con el medio ambiente



Hoy en día, el calentamiento global y el cambio climático es una realidad innegable. Prácticamente
todos los ciudadanos del mundo tienen conocimiento de ello y cada vez existe más conciencia
respecto de la necesidad de cuidar del medio ambiente y de la vida que habita en él.

Una de las propuestas más difundidas para evitar la contaminación es la producción sustentable,
la que modifica ciertas prácticas en industrias vinculadas al transporte, la alimentación o la
construcción. Uno de los sectores que se ha unido a esta tendencia es el textil, que en los últimos
años demostró interesantes proyectos donde el respeto por el medio ambiente y los derechos
humanos se volvieron protagonistas.

La moda ecológica consiste en producir vestuario, pero desde una posición armónica con el medio
ambiente. Eco- fashion además de que busca proteger el planeta y sus procesos naturales incluye
al ser humano como parte de este medio, entonces se puede decir que eco-fashion es ético y
ecológico.

Esta tendencia no solo se preocupa de que las prendas sean producidas en una relación
pacifica con el medio ambiente, si no exista un comercio justo y ético al producirlas. Esta es una
forma alternativa de comercio promovida por varias organizaciones no gubernamentales, por la
Organización de las Naciones Unidas y por movimientos sociales y políticos, que promueven una
relación comercial voluntaria y justa entre productores y consumidores. Además de resguardar los
derechos sociales de estos.

Una exponente internacional de esta tendencia es Stella McCartney, diseñadora de modas
Británica egresada de la prestigiosa escuela Central Saint Martins College of Art and Design
a inicios de los '90. Es una estricta vegetariana, no utiliza pieles en sus diseños y apoya a la
organización PETA . Algunos de sus diseños tienen frases que reflejan su respeto a la naturaleza;
por ejemplo, una de sus chaquetas para Adidas dice: "apto para vegetarianos deportivos" en
una de sus mangas. Stella utiliza lana, seda, y otros derivados sus diseños. Fue una de las más
ovacionadas en París Fashion Week gracias a su colección ecológica en donde el cuero y las
pieles no estuvieron presentes y en donde mostró calzado biodegradable.

Una exponente nacional de esta tendencia Ecológica es Gabriela Farías Zurita, quien estudió
diseño en la Universidad Católica y luego en el extranjero, se especializó en la denominada
“ropa de autor”. Su idea es producir textiles manteniendo el equilibrio ecológico y sin agotar los
recursos, es más, ella los incorpora de manera responsable en sus diseños, como es el caso de la
alpaca.

El trabajo de la diseñadora Nacional, es conocido por ser ecológico y sustentable, además de
rescatar tejidos andinos. El trabajo de la chilena hoy día se centra en la moda y producción
sustentable, y por ese motivo es que la denomina “moda ética”. La crítica central que respalda sus
diseños va dirigida al retail, pues según Farías, la industria textil del retail modifica la naturaleza
de manera irresponsable y su producción es poco sustentable.

Podemos darnos cuenta que esta tendencia llego para quedarse, cada día son más los
diseñadores que se adhieren y no solo en el vestuario, si no que llego para inundar todas las
áreas del diseño.


Dejar un comentario